Vidas Renovadas

VIDEO: Irene tells the story of her journey from a life of pain to one of wholeness. Click here to watch the video. (Used with permission).(In English)

Wayne and Irene BarnesIrene: Crecí en una pequeña ciudad. Éramos bastante pobres. Mi padre era un bebedor y mi madre sufría de esquizofrenia. Cuando tenía cinco años a menudo me enviaban a la casa de mi tía porque mi madre no podía cuidar de mí. Nunca me sentí que era lo suficientemente buena o inteligente. Nunca pude valorarme. Era tan insegura.

Pero tuve que crecer muy rápidamente. Para el momento en que tuve diez años debía de cuidar de mi madre y de cada uno de los miembros de la familia.               

A los 21, me casé con mi primer novio y vivimos justo al lado de mis padres. Construimos una casa y para cuando tenia 28 años nos divorciamos, luego me mude a Edmonton, quería estar lejos de mi familia, sobretodo estar  lejos de mi mamá.

Conseguí un trabajo en una compañía de seguros y dediqué toda mi energía y tiempo a mi carrera, obtuve mucho éxito con ella. (Fui uno de los más grandes representantes de ventas en Canadá por 15 años seguidos). Ahora tenía una gran carrera y un hermoso hogar. Ahora tenía todo lo que deseaba, pero por dentro me estaba muriendo - y me sentía muy solitaria - . Me volví a casar pero poco tiempo después de eso, descubrí que mi esposo era adicto a la cocaína.

Él terminó perdiéndolo todo y me aleje antes de que yo también lo perdiera todo.

Me sentía perdida y deprimida, pero era muy buena fingiendo, poniéndome mascaras. Podía poner una fachada en donde las personas no podían ver la verdad. Buscaba algo para llenar el vacío en mi vida. Intenté todas clase de caminos: La Nueva Era, Espiritismo, hipnotismo, meditación trascendental - tuve un mantra - pero ningunos de éstos pudo llenar mi vacío.

Estuve sin rumbo ese tiempo, hasta que conocí a Wayne.

Wayne and Irene BarnesWayne: Crecí con una familia alcohólica, totalmente disfuncional. El abuso sexual, el abuso mental, y el abuso físico eran muy comunes. Mi mejor amiga era mi hermana. A la edad de 12 años caminaba por la carretera junto con ella y un conductor ebrio la mató. En ese momento perdí a mi mejor amiga y la única persona en quien podía realmente confiarle todos los secretos en mi vida. La soledad paso realmente a formar parte de mí. Cuando era muy joven decidí abandonar mi casa para alejarme del abuso e intentar obtener una mejor vida.  A la edad de 18 años, Me dirigí a la Costa Oeste y conseguí un trabajo en la industria de registros.

Un día cuando regresaba a casa del trabajo en el aserradero, me sentí agotado y muy solo. Encendí  la radio y me recosté en la cama. Un programa radial Cristiano se estaba transmitiendo.

El locutor hizo algunas preguntas y dijo, «si usted contestó “NO” a cualquiera de estas preguntas, entonces usted tiene serios problemas en su vida». Había contestado NO a cada pregunta. "solamente quisiera que usted conociera que Jesús tiene la respuesta" el continuo. Cuando el presentó el mensaje del Evangelio, me levante de la cama, me puse de rodillas y le pedí a Cristo que entrara a mi vida y que me perdonara por la vida pecaminosa que estaba viviendo.

Apenas un año y medio después, ya había terminado la escuela Bíblica. Para ese momento tenia 22 años, estaba casado y ayudaba al pastor a una pequeña iglesia rural, pero realmente no quería estar allí. Cuando el pastor principal falleció, me pidieron que tomara el pastorado hasta que un reemplazo fuese encontrado. Tres años después finalmente encontraron a alguien y me retire.

Logre entrar en el campo medico administrando un servicio de ambulancia. Desafortunadamente mi matrimonio terminó. Comencé a vivir la vida por mi mismo y quite mis ojos de Dios. Conocí a otra mujer y viví con ella por ocho años, pero esa relación acabó cuando me diagnosticaron EM (Esclerosis Múltiple) y fue allí cuando ella caminó a la puerta y se fue.

Experimentaba una mejoría en mi salud cuando conocí Irene. Fue un gran impacto. Yo me encontraba realmente muy necesitado; y ella también. Le conté toda la historia de mi vida el primer día que la conocí. Nunca había hecho eso con cualquier persona, y estaba tan avergonzado de todo lo que había sucedido en mi vida. Entonces ella me contó su historia.


Wayne and Irene BarnesIrene:Durante las dos semanas en que nos conocimos comenzamos a vivir juntos. Pensé que Wayne y yo seríamos felices, pero las cosas no funcionaron como pensé. Amé mucho a Wayne pero no podía quitar la culpabilidad y la vergüenza que sentía por mi pasado. Estaba muy deprimida.

Entonces durante un largo paseo en coche una cosa asombrosa sucedió que cambiaría todo eso.

Tres años antes había visitado una iglesia y me habían regalado un CD y una Biblia. Mientras viajábamos en nuestro coche, Wayne y yo colocamos el CD y las palabras de una de las canciones decía: "deja tus cargas en la puerta. Tu no tiene que llevarlas más." Comenzamos a llorar. Nos dimos cuenta que el vacío en nuestras vidas se podría llenar solamente con Dios. Tomé la Biblia y la leímos juntos durante nuestro viaje de siete horas. Invité a Jesús que viniera en mi vida y Wayne reconcilio su vida al Señor.

Después de volver a casa, Wayne y yo nos separamos. Fui a un centro de rehabilitación y allí pasé tres días trabajando con mi falta de perdón, mi vergüenza, la culpabilidad, el miedo, el enojo - todo ese tipo de situaciones - con una pareja cristiana. Al final, creo que Dios me dio una imagen mental de mi misma: “estaba parada en un río y la corriente me golpeaba. Entonces, mire a la profundidad y vi todo mi resentimiento, mi vergüenza, mi culpabilidad y las sensaciones de insuficiencia fluyendo río abajo. Jesús vino a regarme con agua limpia y me vistió con un traje y una corona de oro, y me dejó con la promesa que aquello que El Hijo ha hecho libre, libre está”. Me convertí en una mujer libre. Mi vida cambió totalmente.

Wayne: Poco tiempo después que Irene voló a Newfoundland para estar con su madre enferma. La llamé y le pedí que se casara conmigo. Ella dijo, «SI» y 10 días después nos casamos.

Irene:  En nuestro matrimonio, conocer a Jesús nos ha unido. Ahora oramos y hablamos abiertamente entre uno y otro, y compartimos profunda intimidad y amor por el Señor. Intentamos colocarlo en el centro de todo lo que lo hacemos.

Wayne: La cosa más grande sobre conocer a Cristo es el perdón total, no tenemos que trabajar para nada, solo tenemos que sentarnos y decir GRACIAS – por entender en mi corazón que puedo ser perdonado y que EL te despoja de tu pesada carga como usted nunca lo podría creer.

Irene:  Jesús quita el dolor. Él cura las emociones dañadas. No tengo que ser un producto de mi pasado. Mi identidad se basa en EL y EL hace todas las cosas para nuestro bien. Jesús nos ha hecho libres.

¿Qué hay sobre usted? ¿Aun continúa tratando con el dolor del pasado? No tiene que ser así!. Jesús vino para hacerte libre y su regalo está disponible para usted el día de hoy. Justo como lo hizo con Wayne e Irene, Dios puede llenar el vacío en su vida.

Usted puede recibir a Cristo ahora por FE a través de una oración. Orar es simplemente hablar con Dios. Dios conoce su corazón y no esta pendiente de sus palabras, sino en la actitud de su corazón. Esta es una oración sugerida:

Señor Jesús, deseo conocerte personalmente. Gracias por morir en la cruz por mis pecados. Abro la puerta de mí corazón a TI y pido que entres en mi como mi Salvador y Señor. Toma el control de mi vida. Gracias por perdonar mis pecados y darme vida eterna. Hazme la clase de persona que tu quisieras que sea.

¿Esta oración expresa el deseo de su corazón?, puede hacer la oración ahora mismo, y Jesucristo vendrá a su vida, justo como EL lo prometió.

                                 

Tengo una pregunta que me gustaría que fuese contestada primero.

¿Es ésta vida para usted?

Si usted invitó a Cristo en su vida, agradezca a Dios a menudo porque EL está en usted, y EL nunca le dejará y usted tiene vida eterna. A medida que usted aprenda más sobre su relación con Dios, y lo mucho que EL lo ama, usted experimentará la llenura en su vida.

¡Agradeceríamos oír de usted! Si este artículo ha sido de alguna ayuda para usted, le animamos que nos lo deje saber. Solo envíenos un e-mail y nosotros se lo contestaremos con una información que le ayude a crecer. Para contactarse por  e-mail con Wayne e Irene Barnes, presione aquí.

http://www.womentodaymagazine.com/relationships/barnes.html